Pretextos al alcance de la mano!

Por una razón u otra siempre encuentro una buena excusa para no escribir en el blog. Lo extraño es que SIEMPRE son muy buenas excusas, pero al percatarme que ya era una situación a la que terminaba cayendo en repetidas oportunidades intenté ir un poco mas allá en el análisis y del mismo surgieron 2 simples deducciones que me gustaría compartir con ustedes. Por un lado llegué a pensar que no es algo que realmente disfrute hacer y por otro, que por alguna razón creo que tenemos la tendencia de ocultar bajo excusas el deseo de ir tras lo que realmente nos gusta hacer y deseamos.

Exito

Partiendo de esta premisa, ¿que tan claro tenemos que es lo que queremos realmente de nuestras vidas y, mejor aún, que tanto trabajamos para obtenerlo sin reprimir ese sentimiento ante el primer obstáculo?

Recuerdo en mi infancia tener charlas con mis amigos donde cada uno exponía lo que le gustaría “ser” de grande. Vos lo hiciste? Y si lo hiciste, que tan lejos estas de aquello que te imaginabas?

Muchas veces la vida o el destino lleva a las personas a desarrollarse en diversas tareas que jamás se hubieran imaginado terminar haciendo, provocando (en muchos casos) que el tiempo se encargue de desatar un conflicto interno donde la primera cuestión a resolver suele ser: “Es este realmente mi lugar?”

El conformismo como lugar común, es la mejor alfombra para ocultar nuestros deseos y es sin lugar a duda el peor veneno para el alma, donde el tiempo nos saca ventajas de a kilómetros, haciendo luego que cada vez sea mas difícil tomar la decisión de levantar esa alfombra y sacar a la luz todo lo que realmente quisimos ser y hacer.

Como ya sabes, esto no es una regla y muchos son los afortunados que tienen la posibilidad de desarrollarse en lo que realmente sienten que los completa como persona y como profesionales. Mi humilde intención es que realmente mires en tu interior tratando de dejar a un lado tus prejuicios y te preguntes (sin importar tu edad) que tanto intentaste ir tras tus sueños? Y que tanto postergas esa decisión porque siempre encontrás la excusa perfecta?

“Cuando una persona desea realmente algo, el Universo entero conspira para que pueda realizar su sueño. Basta con aprender a escuchar los dictados del corazón y a descifrar un lenguaje que esta más allá de las palabras, el que muestra aquello que los ojos no pueden ver.”

No dejes que el tiempo ni discursos intencionados te saquen ventaja y luego pases una vida perseguido por una sola pregunta. “Porque no lo intenté?”

Para todos aquellos que tienen el valor de ir tras sus sueños día a día, sin importar las barreras que se encuentren en su camino, mi entera admiración por no dejar que el alma se les adormezca. Para el resto, SIEMPRE es un buen momento para dar el primer paso!

5 pensamientos en “Pretextos al alcance de la mano!”

  1. Ja, curiosamente, la semana pasada le dije a mi psicologa que siempre se me ocurren muy buena razones para no hacer algunas cosas.

    En estas cuestiones que comentas, estoy pensando mucho los ultimos meses, espero encontrar alguna respuesta antes q sea demasiado tarde (sic).

    Cheers,

  2. Touché

    Creo que si, puede ser (o es..) una excusa.. una muy buena, pero excusa al fin.

    En otro orden de las cosas, como saber que es lo que realmente queremos de nuestras vidas? Estaria bueno saber eso, antes de poner excusas verdad?

  3. Vivimos en una sociedad pro-neurosis e idealizaciones, corriendo detrás del hueso (que nunca vamos a alcanzar, lamento comunicarte). La cuestión de saber de antemano qué se quiere o ir con la corriente es como la del huevo o la gallina; es una sumatoria de cosas que, en última instancia, no tienen respuesta. Y no tienen por qué tenerla, dado que tanto análisis muchas veces nos distrae de nuestros verdaderos objetivos…

    Por otra parte, en lo personal, cada vez más eventos en mi vida me llevan a tener más inquietudes respecto a si realmente estoy haciendo lo que quiero con mi vida (no por mi ocupación, sino que, por ejemplo, por dónde la estoy ejerciendo) en diversos aspectos. No sé si es que estoy más alerta, o si el mundo se complota para hacerme cambiar el paradigma. Espero que sea lo segundo, y que surta efecto.

  4. Luz, no se cuales serán los eventos a los que haces mención que te provocan esas inquietudes, pero no tengo dudas que seguramente deben estar relacionado a tu experiencia de vida!

    Desde mi punto de vista, la mejor parte es que la ruta que empezamos a recorrer se puede cambiar en cualquier momento. La peor parte es que cuando ya estamos andando, es fácil pensar (o excusarse) que frenar y doblar hacia un lado es imposible.

    Gracias por tu comentario Luz!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *